La solidaridad mal entendida

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Análisis político

La solidaridad es buena. Ser solidario es compartir con los que lo necesitan sus desgracias y sus penas; ser solidario le hace a uno sentirse empático, más humano y, en cierto modo, aliviado.

Leo que el Ayuntamiento de Zaragoza se siente solidario con Grecia y lo demuestra izando la bandera helena en el balcón de su ayuntamiento en muestra de esa solidaridad con el pueblo griego, lo que está muy bien en mi humilde opinión. Están viviendo, los griegos, una auténtica desgracia; sin embargo, toca dilucidad quién causó tal grave inconveniente.

Para saber por encima las causas de la crisis griega, cito textualmente al diario El País:

¿Cuales son los orígenes de esta crisis?

El Gobierno griego se endeudó fuertemente y el gasto público se disparó en la última década, sobre todo por la organización de los Juegos Olímpicos de 2004. Además, al haber un 35-40% de economía sumergida, los ingresos fiscales se vieron muy reducidos. Durante los últimos años, el Gobierno maquilló sus deudas, presentando a la Unión Europea unos informes que no reflejaban la gravedad de la situación. La cruda realidad llegaría a finales de 2009, cuando tras un cambio de Gobierno y la llegada al poder del socialista Yorgos Papandreu, el nuevo Ejecutivo ponía al descubierto la dramática realidad económica de su país con un déficit público superior a lo anunciado sobre el 13% del PIB.

(En “Las claves de la crisis griega”, el 16 de junio de 2015, en http://internacional.elpais.com/internacional/2011/06/16/actualidad/1308175211_850215.html)

Y yo añado que en ese país, el 52 por ciento de la población recibe un sueldo o un subsidio del Estado, y que según informes, la costumbre de pagar impuestos no está muy extendida en el país. La pregunta que me hago es: ¿de dónde sale entonces el dinero?.

El asunto que se pone ahora sobre la mesa es si la solidaridad no debe ser recíproca: es decir, si los griegos no deben ser también solidarios con quienes les hemos prestado el dinero, y devolvérnoslo en plazo y con los intereses correspondientes; porque los demás también hemos hecho enormes sacrificios en aras de que nuestro país no se fuera a la ruina. Un poco de solidaridad por su parte, también sería bienvenida. Solidaridad por parte de los griegos y transparencia por parte de sus gobernantes.

La insoportable levedad del progre

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Análisis político

Alba Mendiola, Agueda Bañón y Rita Maestre. La revolución empieza por uno mismo; además, ser revolucionario te da cierto aire juvenil, irresponsable, contestatario, anarquista conceptual o similar.

El Ayuntamiento de Barcelona ya tiene dircom; para tan alto cometido que, además de personal para la alcaldesa es un cargo eminentemente institucional, la señora Colau ha elegido a una activista postporno (según la propia elegida).

Según corren los tiempos, el nombramiento, como otros cargos públicos hoy, tiene un simbolismo enorme. Todo comunica, nunca mejor dicho en este caso, y el hecho de este nombramiento también tiene un trasfondo. Agueda Bañón es todo un símbolo de la chabacanería (véase la foto); que nadie lo tome como despectivo (chabacano para la RAE es "sin arte o grosero y de mal gusto, y mear en la calle no puede ser de peor gusto, además de una suciedad y un ejemplo mejorable).

Con este nombramiento, la alcaldesa de Barcelona, que representa a todos los barceloneses, emite un mensaje con sabor antisistema desde dentro del sistema: un ayuntamiento rebelde, no institucional, cuya directora de Comunicación hace aguas menores en plena calle y lo hace exhibiéndose y dando publicidad, sin pudor.

El hecho de ser una activista postpornográfica -y vaya usted a saber qué es eso- no invalida su actual cometido institucional, pero a esta señora no se le conocen méritos como profesional de la comunicación, y eso es más preocupante porque lanza el mensaje de que para ser dircom no hace falta más que ser extravagante. Ahora, a la hora de combatir la suciedad en las calles, el ayuntamiento lo va a tener difícil porque su dircom no predica con el ejemplo y, en su día, faltó al respeto a barceloneses, visitantes y personal de limpieza del ayuntamiento.

Bajan tiempos revueltos para las instituciones. Éstas requieren un cierto grado de institucionalidad. El Ayuntamiento de Barcelon ano sólo representa a los votantes de la Sra. Colau, representa a todos los que viven en la ciudad y su término municipal, sean de la opción política que sean; en su partido puede hacer nombramientos gamberros, antisistema; en la institución que pagan los barceloneses (y el resto de los españoles) merece nombramientos de profesionales e cada área de la actividad. Mezclar lo antisistema con la debida compostura institucional es, a la larga, un peligro.

Una nueva religión; una religión laica

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Comentarios, Personal

La frase "Un milagro laico" se la escuché a Bono, el del muy contestado libro sobre su etapa como ministro de Defensa; era como una muletilla de las muchas que utilizaba. Las primeras veces me parecía una estupidez; después, tal vez de tanto oírla en sus autolaudatorios discursos, se me fue quedando en la cabeza; tanto que, de un tiempo a esta parte, he usado mil veces en mi imaginación esa especie de metáfora para referirme, en mi fuero interno, al milagro –también laico– de esa nueva casta política que son los descastados.

Poco antes de las elecciones europeas de 2014, en ese milagro referido, se iluminó el cielo (también laico, claro) y apareció la figura de un encantador de masas llamado, ¡que contradicción!, Iglesias y de nombre Pablo. Y ese mesías (laico) venía acompañaos de algo menos de doce apóstoles (laicos) que predicaban una nueva verdad revelada: la doctrina del neomarxismo. Un concepto nuevo en política, de aire renovador y de carácter experimental y prometedor: la redistribución de la riqueza vía tipos impositivos confiscatorios, el Estado como "gran hermano", el impago de la deuda –ay, Grecia, Grecia–, una renta básica universal –para qué vamos a trabajar–, el logro civil de soltarse de las tiránicas ataduras del nefasto cristianismo, un guiño profundo al islam –¿cómo se subvenciona La Tuerka?; la respuesta está en Irán. No mordamos la mano que nos da de comer–, y así, suma y sigue, unas cuantas propuestas de modernización y progreso (¿suyo y de los suyos?) cosechadas en el cielo (laico): la Venezuela chavista y hoy gobernada (con perdón) por el sindicalista liberado de su profesión de conductor de autobuses y hoy reputado economista y jefe del Estado en esa querida república maltratada por los acontecimientos.

Pues bien, tras el advenimiento de este mesías laico, un sinnúmero de seguidores empezaron a caminar tras sus sandalias y ha hacer apostolado (laico) en televisiones y, sobre todo, redes (anti)sociales de tal forma que, ante la más mínima discrepancia y, lo que es peor, ante las muchas evidencias de su condición de seres humanos con debilidades, se lanzan a tumba abierta a la tarea de ofrecer apelativos y calificativos a los discrepantes. Desde el consabido y manido fascista (si alguien se dedicara a pensar que el precursor del fascismo fue un socialista italiano llamado Benito Mussolini, la cosa cambiaría) hasta la frase del nuevo mesías que más me gusta: "El miedo va a cambiar de bando".

Uno se siente reconfortado ante este nuevo dios, este nuevo héroe de las masas anticapitalistas, protegido en sus castillos de invierno por sus huestes de trolls que campean por las redes con el ya manido "tic tac, tic tac", el "vosotros sois los verdaderos terroristas" o "os vamos a fusilar" que, entre otros miles de lindezas, encuentra en un simple repaso a Twitter, Facebook o los comentarios de periódicos en Internet.

El resultado es esta religión intocable que quiere emprender la cruzada de convertirnos al anticapitalismo, una idea joven y floreciente, que resulta en aficionados que, en un partido, gritan a los que van ganando frases tan bonitas como "Si llega podemos os vana  fusilar) (véase el último Real Madrid - Estudiantes y escúchese atentamente los gritos finales de los aficionados de la autollamada Demencia tras perder ampliamente el partido.

Este es el futuro. Esta es la España que se odia a sí misma. Esta es nuestra España.

A mis alumnos recién graduados: un “adiós” que es un “hasta siempre”

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Enseñanza

BpYzAz5IMAADaHoComo cada año, una nueva promoción se gradúa y abandona nuestras aulas. Como cada año, un hueco queda en nuestras almas difícil de rellenar.

El pasado viernes acabaron sus estudios los alumnos de la Universidad Camilo José Cela y, entre ellos, los de nuestro Grado en Protocolo y Organización de Eventos. Ese día tuvimos un buen colofón a estos cuatro años de trabajo. Atrás quedan buenos momentos, actividades ricas en experiencias, discusiones académicas y en la puerta de la facultad (ay, ese cigarro maldito...), momentos de felicidad y de tristeza, dolores de estómago y algunas lágrimas.

También quedan los cimientos, enormemente sólidos, que darán consistencia a vuestra vida profesional: una formación adecuada que os permitirá construir el edificio de vuestro futuro: grande o pequeño, elevado al cielo o extendido sobre el terreno, pero siempre asentado en un soporte académico consistente y coherente. A partir de ahora, lo que seáis dependerá de vuestro esfuerzo, ganas y tesón; es decir, de los ladrillos que vayáis poniendo al edificio.

Atrás también quedamos, ahora convertidos en compañeros de andadura, los que hemos tenido el privilegio de formaros. Insisto, ahora ya como compañeros, veteranos y con más experiencia, dispuestos a ayudaros a poner esos ladrillos de vuestra casa profesional.

En lo que a mí respecta, ha sido un placer estar con vosotros (con vosotras, que la mayoría sois mujeres) acompañándoos en vuestra formación y contribuyendo a ella con mi granito de arena. Dejáis en mi un hueco que no llenará nadie ya que es sólo vuestro. Vendrán otros, pero no ocuparán ese espacio que os pertenece.

Tenéis en mí una persona dispuesta a seguir contribuyendo a vuestro éxito, pero en quien podéis confiar también en el fracaso, si llega. Aquí, dejadme recordar a Rudyar Kipling en su famoso poema titulado "If" (Si), que os recomiendo leer entero; Kiplyng decía entre otras cosas Si tropiezas al triunfo, si llega tu derrota, y a los dos impostores los tratas de igual forma... (es decir, si no te dejas llevar ni por el triunfo ni por la derrota; si mantienes la cabeza en su sitio en ambos casos), serás hombre hijo mío. Pues bien, tanto en el triunfo como en la derrota podéis contar conmigo, como habéis podido hacer a lo largo de estos años.

Un fuerte abrazo, mi más cariñosa enhorabuena por vuestro éxito y mis mejores deseos.

Ponencia sobre luto oficial y honras fúnebres

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Eventos y protocolo, Eventos y protocolo, Protocolo oficial

Os dejo mi ponencia sobre el luto oficial y las honras fúnebres dada el pasado 8 de mayo en el III Congreso Universitario de Comunicación y Eventos bajo el título: "Consideraciones para una regulación oficial con ocasión de la declaración de luto oficial y los honores de despedida promovidos por las instituciones oficiales centrales, autonómicas y locales".

En la ponencia aclaré, como lo hago ahora, mi condición de católico, lo que evita la posible consideración de que mis consideraciones personales en pos de una ceremonia civil tengan un sesgo anticatólico.

Mi libro en Amazon: Los eventos en las relaciones internacionales

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia digital, Diplomacia económica, Diplomacia pública y RRII, Enseñanza, Eventos y protocolo, Marca país, Relaciones internacionales

LibroMe encanta poder anunciar la publicación de mi libro. Lo tenéis en versión electrónica en:

http://www.amazon.es/Los-eventos-las-relaciones-internacionales-ebook/dp/B00WJMXL4E/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1429798747&sr=8-1&keywords=los+eventos+en+las+relaciones+internacionales

También está impreso, de momento en CreateSpace Store (una tienda en línea de Amazon) y en breve en Amazon en todo el mundo; si te interesa, puedes pedir la edición impresa aquí:

https://www.createspace.com/5440973

Los eventos en las relaciones internacionales. Mi libro

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Enseñanza, Relaciones internacionales

En unos días estará disponible en Amazon mi libro "Los eventos en las relaciones Internacionales", tanto en papel como en edición digital. En algo más de 350 páginas, plasmo en él la experiencia de mi vida en el ámbito internacional y en los eventos; nace con vocación de servir de texto para mi asignatura de Relaciones internacionales, pero también para ilustrar al que quiera sobre este mundo tan complicado como apasionante. Llevo trabajando en él unos meses; en realidad, está listo desde octubre y me he decidido a sacarlo a la luz pública, aunque en parte lo he dado por apuntes. Tiene nueve capítulos y un apartado final de bibliografía que sirve para que el lector sepa mis soportes documentales y para que pueda ahondar el la información. El contenido es este:

Capítulo 1. La política exterior. Una introducción teórica

Capítulo 2. La diplomacia. Los orígenes, sus componentes y su protocolo

Capítulo 3. Las organizaciones internacionales

Capítulo 4. Las cumbres internacionales

Capítulo 5. El mundo en nuestros días

Capítulo 6. Usos y costumbres en un mundo global

Capítulo 7. La diplomacia pública y la marca país

Capítulo 8. La diplomacia corporativa

Capítulo 9. Los eventos en el ámbito internacional

Bibliografía

  Espero que sea de interés.

Los innecesarios segundos de gloria

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Comentarios, Personal

¿Estaría nervioso? Iba a hacer la gracieta, a recuperar la visibilidad mediática cuya llama se ha ido apagando a medida que su religión laica ha ido metiendo la pata y perdiendo fuelle. Ese era el día: le iba a regalar al jefe del Estado español una lección de política en forma de serie de televisión -de pago, lo que significa que si la conoce es que abona la cuota, porque no quiero pensar que la piratea-; una serie en la que todos mueren y en la que la traición es ley de vida.

Allí estaba él, descamisado y encoletado, con el uniforme progre al uso; no se atreve a usar el chándal de su mentor, seguramente porque no sabría qué bandera ponerse.

Lo consiguió: su atrevimiento, su aguerrida puesta en escena fue portada en medios. Una acción gallarda, arriesgada y peligrosa que siempre cuenta con la buena educación del contrario y el deseo probable de nuestro jefe de Estado de no decirle lo que como ser humano estoy seguro que piensa.

Si me permite el consejo el presidente de Podemos (él tendrá otro cargo pero preside la formación con mano férrea): en lugar de una serie de TV elitista (se emite en canal de pago), de casta. tal vez hubiese sido mejor entregarle el programa electoral; no importa si sigue en proceso de cambio, evolución y desrevolución, hubiese sido el regalo más apropiado: tenga, majestad, para que nos conozca. Tal vez también hubiese sido bueno entregarle un documento en que explicase su contrato con televisiones de regímenes totalitarios, o el extracto de la cuenta corriente de sus dirigentes y no solo el saldo. En fin, que en vez de una gracia, algo realmente instructivo.

¿Se saltó el protocolo? No, claro que no, se saltó las normas de cortesía, esas que no van con él cuando se repantiga en el sillón para contestar las preguntas de los periodistas, combatir dialécticamente (y deseando hacerlo con los puños según sus propias palabras) a sus compañeros de tertulia o cuando habla de pegar a seres inferiores. Eso, para otros.

El libro de Bono y los olvidos

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Consideraciones personales, Mi mirada

Cuando en público se dedica un espacio, en un libro, en un discurso o en cualquier otro sitio, a agradecer a terceras personas la ayuda prestada, se corre el riesgo de olvidar a otros. Este es el caso de José Bono, quien con la información de su paso pro Defensa y la ayuda de sus ayudantes de campo y su secretaria personal, ha redactado un libro sobre su paso por este ministerio.

Lo he hojeado en una librería y no tengo nada que decir; es más de sí mismo. Lo que me llama la atención es el capítulo de los agradecimientos, todos ellos dedicados al conjunto de personas que se trajo "de casa" y ni una palabra a los que encontró o dejó allí al salir, de forma sorprendente, en una Semana Santa. Ni un agradecimiento a los equipos personales como el Gabinete Técnico o el departamento de Protocolo, entre otros, que se dejaron la piel en sus dos años de mandato. Con ampliar sus palabras de agradecimiento a "todos quienes me ayudaron en mi cometido en Defensa" hubiese englobado a "los demás".

Agradecer es un arte; saber a quién y cómo es muy difícil y hay personas que no lo aprenden nunca.

Viernes Santo

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Consideraciones personales

ViaDolorosaAyer veía una foto de la procesión de Jueves Santo en Jerusalén hecha por mi hijo en la propia procesión. Me recordaba mi peregrinación a Tierra Santa, a la tierra de Jesús, hace unos años, en la que disfruté siguiendo los pasos del crucificado.

Me gustaron, en especial, Getsemaní y la Vía Dolorosa, que aparece en la imagen en una fotografía tomada por mí. Volver con la imaginación a la quietud del Mar de Galilea me hace sentirme mejor y desear esa tranquilidad que se respiraba recorriendo el pequeño mar o el gan lago, el lago Tiberiades.

Hoy es viernes, en la semana en que los católicos, y todos los cristianos, recordamos la muerte y resurrección de Jesús. Y hoy me acuerdo de su tierra, hoy lugar de conflictos pero aún encuentro de tres culturas, de las tres religiones "del libro".

Decía alguien en un comentario que no recuerdo que desear una feliz Semana Santa es un contrasentido. No puedo estar más en desacuerdo. En esta semana también hay felicidad: la de sentirse cristiano.

%d bloggers like this: