Presentación del primer curso para diplomáticos extranjeros destinados en España

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Enseñanza, Relaciones internacionales

El próximo martes 24 de febrero tendrá lugar en el Club Financiero Génova la presentación del Diplomatic Missión & Business in Spain, un programa que lanza La Salle International Graduate School junto a Nexus Fostering Partnership. El programa Diplomatic Mission & Business in Spain está concebido para acelerar el proceso de inmersión de los miembros del cuerpo diplomático y demás personal extranjero en su misión en España.

El objetivo del programa es ayudar a estos profesionales a aterrizar de la forma más rápida en el conocimiento del país de modo que sean eficientes en el menor tiempo posible, conociendo los aspectos esenciales de España en lo que respecta a la economía, la política, el Estado y sus instituciones, el sector público español, la cultura de negocios y la cultura y sociedad españolas en general, donde no es tan sencillo operar cuando el prestigioso índice Doing Business que elabora el Banco Mundial le coloca en la trigésimo tercera posición. El programa ofrece una visión general de España desde un punto de vista eminentemente práctico, en materias diversas como la economía y sectores productivos, el sistema fiscal español, el de las distintas administraciones e instituciones, así como los principales sectores de inversión y la legislación en materia económica y empresarial.

La presentación que inaugurará el presidente del Club, D. Juan Pablo Lázaro y a su vez Vicepresidente de CEOE y Presidente de CEIM, contará con una ponencia del exministro de Asuntos Exteriores, exembajador en EEUU y ante la ONU, D. Carlos Westendorp, que actualmente es secretario general del Club de Madrid. En la presentación se darán cita numerosos diplomáticos destinados en España así como representantes de las instituciones españolas más representativas.

Diplomatic Mission & Business in Spain

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Enseñanza, Imagen, Marca país, Relaciones internacionales

Una rápida inmersión

Por Alfredo Rodríguez, director del programa Diplomatic Mission & Business in Spain

845portada DMBSVivir fuera de tu país de origen conlleva muchos problemas y no menos sensaciones de aventura. Se trata de una decisión importante que implica, generalmente, a todos los miembros de la unidad familiar –sean uno o varios­− y, cómo no, a la empresa para la que trabajas porque los cambios de residencia suponen la necesidad de tener un período de adaptación tanto en lo personal como en lo profesional que, si no se minimiza, puede acabar en fracaso del trabajador expatriado, y en frustración de todos los implicados.

La vida fuera de nuestro país es siempre diferente; una nueva cultura, un idioma distinto o con matices diferenciadores, horarios no siempre parecidos, lejanía del resto de la familia y los amigos, costumbres personales que requieren un ajuste y, en función de la profesión que se ejerza, adaptarse a otra forma de hacer negocios, a unas instituciones cuya estructura no es familiar, a unos modelos económico y jurídico nuevos y a un sinfín de pequeños y grandes detalles que el expatriado debe dominar cuanto antes para ser feliz, sentirse cómodo y contribuir con ello al triunfo personal y de su empresa o institución.

Cualquiera que haya vivido en el extranjero durante un tiempo sabe de las dificultades de adaptarse a ese nuevo entorno; buscar información previamente, tratar de entender el nuevo país y llevar “los deberes hechos” al nuevo destino es siempre una actitud aconsejable pero, en la mayoría de los casos, no es suficiente.

Sin embargo, la posibilidad de tener un programa que acompañe, prepare y ayude al expatriado a superar esos problemas iniciales me parece una gran oportunidad que merece tenerse en cuenta por tres motivos.

El primero es la adquisición de conocimientos mediante un programa de aprendizaje sobre el país. El hecho de que un grupo de expertos en cada materia enseñe la realidad del país de destino y su entorno es una aportación que, sin duda, facilitará y agilizará al concurrente el proceso de adaptación al nuevo entorno social, político, económico e institucional.

Además, compartir inquietudes con otros compañeros de aventura, es decir, con otras personas en la misma situación, hará que el expatriado sienta que vive una situación normal: un proceso lógico de adaptación. Ya se sabe, además, que compartir problemas ayuda a minimizarlos y a darles el valor que tienen y no más.

En tercer lugar, tener la posibilidad de que los expertos que les acompañan en este proceso puedan ayudar de forma personal a superar un problema puntual ofrece una seguridad y es sinónimo de garantía de alcanzar el objetivo de inmersión en el menor tiempo posible y con un bajo nivel de riesgo.

Es decir, en suma, la oportunidad de tener un programa de inmersión en otra cultura, en otro país, en otra forma de ver y hacer las cosas, reduce el riesgo de la aventura de vivir desplazado en un país extranjero y facilita la vida personal y profesional, lo que redunda en beneficio de todos los implicados en ese cambio de vida.

Como director del programa Diplomatic Mision & Business in Spain, considero que se trata de una propuesta útil, eficaz y que resuelve un problema, por lo que me siento especialmente contento de liderar, en nombre de La Salle International Graduate School, esta gran iniciativa.

Para información, haz clic aquí.

En recuerdo de los viejos tiempos

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Mi mirada, Personal

El mundo desde mi ventana

Hoy mi mundo se desplaza hasta los aires para enseñaros este vídeo. Me recuerda tantas cosas que no he podido evitar subirlo y tener la sensación de revivir mis viejos tiempos como piloto, en los que además de las funciones normales de uno de ellos, era piloto de pruebas y examinador de vuelo instrumental.

Ahí os lo dejo, para que disfrutéis de un vuelo en helicóptero. Yo tuve la suerte de disfrutarlos muchas horas y no se me ha olvidado esa sensación.

Descargado de https://vimeo.com/user31674849

Un día cargado de emociones y un compromiso

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Consideraciones personales, Eventos y protocolo, Protocolo oficial

Investiudura de Alfredo Rodríguez como doctor de la UCMAyer se celebró en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid una ceremonia muy emotiva para mí, y supongo que para el resto de los investidos, que culmina un proceso iniciado en el curso 2008-2009 y por el que alcancé el grado de doctor el 19 de febrero de 2014 con una tesis terminada en el verano de 2013 y que fue calificada con la máxima nota; y cuando menciono esa nota soy muy consciente de que a quien se concede realmente la nota es a los directores de la tesis más que al propio doctorando.

Ayer, día 30 de enero de 2015, se nos investía como doctores de la Universidad Complutense de Madrid, en una ceremonia con significado formal y protocolario puesto que ya firmábamos como tales, y se nos daba la bienvenida a la "dignidad doctoral" en una ceremonia compartida con la investidura de doctora honoris causa de D.ª Elena Poniatowski Amor.

Volviendo la vista atrás, inicié el doctorado muy poco antes de presentar mi dimisión de mi puesto en el Ministerio de Defensa, efectiva un mes después en enero de 2009. Desde entonces me embarqué en la aventura de adentrarme en un programa de doctorado en paz y seguridad internacional en el Instituto Universitario Gutiérrez mellado de la UNED en cuyos dos años de formación tuve la suerte de estudiar materias que hoy me son muy útiles en el ejercicio de la docencia. Tras esa etapa, un año de proyecto de investigación para alcanzar el Diploma de Estudios Avanzados en Derecho InternCaptura de pantalla 2015-01-31 a las 11.17.01acional Público y Relaciones Internacionales; proyecto que sería el inicio de mi tesis doctoral, y otros dos años de tesis sobre un tema que se ha convertido en importantísimo con el transcurso de los años: un estudio sobre la diplomacia pública española en los ochenta últimos años.

Tesis realizada en dos etapas que incluyeron un cambio de universidad y que acabé de terminar, bajo la dirección de mis maestros, los doctores Francisco García y Luis Felipe Solano, en la Facultad de Ciencias de la Información de "la Complutense". De ellos, de Paco y Luis Felipe, aprendí o, al menos confirmé, que el alumno es importantísimo, lo más importante; y que tus maestros son tu guía no sólo en la investigación, también en el largo caminar por los pasillos burocráticos... y de la ANECA. A ellos tengo un enorme cariño, un respeto inmedible y un gran sentimiento de amistad.

Captura de pantalla 2015-01-31 a las 11.17.14Además, en el tortuoso túnel en el que uno entra al iniciar la carrera por el doctorado es esencial tener una familia que te apoye; son muchas horas durante muchos años en la persecución de un objetivo inmaterial, un sueño que, además, no es ni mucho menos el final del camino docente sino más bien el comienzo. Cuando se lee la tesis, si se dedica a la docencia, , se inicia otra carrera frenética por la burocracia de la ANECA; acreditación y sexenios serán las siguientes mesas, y aparecerán inexorablemente a lo largo del resto de tu vida.

Pero regresando a la investidura, me recordó mucho otra ceremonia, ésta del ámbito castrense: mi "investidura" como teniente, de esa hace más de 30 años. A día de hoy, he cambiado el uniforme militar por el académico, en muestra de que la vida no es tan corta como dicen. Dos uniformes, dos vidas, dos ceremonias que al lado de la de mi matrimonio y el bautizo de nuestro hijo, marcan hitos históricos en mi vida.

Ayer, el rector de la UCM nos invistió como doctores y nos comprometimos a "trabajar en favor de la ciencia y de la cultura"; un compromiso que ya cumplía -modestamente- y en el que me afirmo. Pero también lo hago en trabajar por y para mis alumnos, una parte fundamental de mi vida, y por la investigación académica y científica.

Lucí ayer con orgullo el birrete de doctor, que estrené hace unos meses, en la ceremonia de graduación de mi universidad, la Camilo José Cela, el curdo pasado; el mismo que llevo presente en mi corazón como muestra de mi compromiso con el trabajo académico diario.

Dentro de unos días leerá su tesis mi primera doctoranda; espero haber sabido transmitirle a ella y a quienes dirijo hoy su tesis las enseñanzas de quienes me precedieron.

Entre tanto, en el trabajo en favor de la ciencia y la cultura, ¡me comprometo!

Inicio de nuestra investidura a las 1 horas y 55'. Mi compromiso: 2 h 45'.  

I Seminario “Comunicación y Seguridad en Eventos: Posibles Amenazas”

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Eventos y protocolo

Os dejo la información de este seminario en el que daré la ponencia “La amenaza terrorista y su influencia en el sector turístico” el primer día, el 17 de febrero a las 10.00 horas. Se celebrará en la Sala de Conferencias de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid bajo la dirección de quien fue mi maestro, el Dr. Francisco García, y de Olga Sánchez, doctoranda en esa facultad.

Más información en http://eventosysuseguridad.blogspot.com.es/

 

El misterio de los 43 estudiantes de Iguala

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Relaciones internacionales

El profesor de Comunicación Política y experto en Latinoamérica de la UCJC, Jorge Santiago Barnes, analiza la situación de los 43 estudiantes desaparecidos de Iguala tras la decisión de la Fiscalía Mexicana de dar por cerrado el caso asegurando que fueron asesinados e incinerados.

Fuente: UCJC Stamp

La culpa de la situación de Grecia es de los griegos

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Relaciones internacionales

El populismo imperante quiere convencernos de que la culpa de la situación en Grecia la tiene la "troika", Merkel, los mercados, la derecha, los neoliberales y todo un sinfín de demonios para la progresía al uso. Todo el mundo, en definitiva, menos los griegos. Pues no, ni mucho menos. Grecia entró en la moneda única con papeles mojados, y tiene un gobierno presa de ala corrupción en una sociedad acostumbrada a encontrar caminos para vivir del presupuesto y evitar pagar impuestos. ¿Alguien en su sano juicio podía pensar que  esto no iba a ocurrir? (Esto es el fracaso de su economía y de su sistema clientelar de funcionariado y de amiguetes).

Los griegos, y no solo sus gobernantes, han pensado desde hace muchos, demasiados años, que el papel lo aguanta todo, también en cuestiones de cifras, y que el dinero no es de nadie (¿a qué me suena esa frase?) y crece de los árboles.

Grecia ha estado decenas de años tirando el dinero propio por el retrete y los últimos, tirando por el mismo sitio el de todos los europeos. De España, nada más y nada menos que 30.000 millones de euros, ese gran negocio que prometía Zapatero de tomar dinero al dos por ciento y prestarlo a Grecia al cinco; ahora, si no pagan, nosotros no recibiremos el dinero prestado y lo pagaremos de nuestro bolsillo.

La picaresca griega dejaría en mantillas a la del lazarillo de Tormes. Entraron en la moneda única europea cumpliendo los requisitos sólo sobre el papel. Ahora, la solución fácil es incumplir la obligación de devolver la deuda y que paguemos los demás. A ello se atiene el que presuntamente será el nuevo ministro de Economía del país heleno, que promete el fin de la austeridad, la bajada de impuestos (menos a los "ricos"; ya veremos dónde se cifra la riqueza) y la contratación de funcionarios; es decir, promete regalar el dinero de los demás europeos... si es que les queda; si no, me gustaría saber de dónde va a salir, quién les va a prestar dinero para sobrevivir.

Nos esperan unos meses por delante verdaderamente apasionantes... y acongojantes.

Carta de Millán Astray a un cadete

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Mi mirada, Personal

Hace unos días, en un foro privado de compañeros de la XXXVIII promoción de la Academia General Militar, uno de nosotros colgó esta carta. Un compendio de virtudes que debe tener un legionario. Me parece de mucho interés y aquí os la dejo, para vuestro deleite.

En el año 1926 un cadete escribió a Millán Astray pidiendole destino en la Legión para cuando obtuviera su despacho de Oficial.

Reproducimos aquí la contestación del fundador de la Legión.

Ceuta, 18 de marzo de 1926.

Señor Caballero Alumno de la Academia de Infantería Don Marcial Sánchez Barcaiztegui Gil de Sola.

Caballero Alumno:

Acaban de entregarme la carta que me envías solicitando ingreso en la gloriosa Legión, para cuando salgas de oficial, e invocando como título para ello; tu noble apellido, la sangre que corre por tus venas y tus entusiasmos militares; no es pequeño el ofrecimiento; tu apellido es símbolo de españolismo probado por guerreros que lo llevaron e hicieron ilustre; tu sangre es garantía de que cuando llegue el momento hervirá con todo el ardor necesario para derramarla gozoso; tus entusiasmos serán resortes preciosos para sufrir contento las penalidades de la vida de campaña y para encontrar en el tropiezo con las balas la satisfacción que borra los dolores físicos; pero para que vengas a la Legión son aún necesarias más condiciones, y esas condiciones las proporcionarán con la esplendidez ya legendaria en los infantes españoles, ahí, en esa santa casa, donde recibimos las bases fundamentales de nuestro espíritu militar.

Habrás de rendir culto al HONOR, culto que te obligará a que tu conducta en todos los órdenes, militares y civiles, sea pura e inmaculada, depurada en sus conceptos, siempre inclinada al bien, evitando siempre los falsos pasos, las conductas dudosas y las compañías perniciosas.

Culto al VALOR, que te sobrepongas a las flaquezas humanas y al instinto de conservación, para ofrendar con gusto tu vida y mirar a la muerte cara a cara; pero este valor ha de ser sereno, tranquilo, ecuánime, sin exaltaciones, ni depresiones, sin desprecio al enemigo si fuera poco, sin temerle cuando sea mucho, y sin que este valor sirva para emplearlo en las discusiones con los compañeros ni en las peleas con los paisanos.

Culto a la CORTESIA, para que tus actos se rijan siempre por la exquisitez de los caballeros españoles; dulce en el trato, afable con todos, respetuoso para con los superiores, galante con las damas, singularmente amante y entusiasta del soldado, al que has de cuidar constantemente, vigilándole, encauzándole y atendiéndole con fraternal cariño cuando se encuentre enfermo o herido, o cuando su espíritu decaiga por tristezas o recuerdos de su vida ciudadana.

Culto AL REY, como Jefe Supremo del Ejército, como encarnación de la institución que rige a España, con reverencia, admiración y adhesión hasta la muerte a Alfonso XIII de Borbón, modelo de soldados y caballeros, cuya alma entusiasta ha probado repetidas veces ante la metralla su valor de soldado, y cuyos entusiasmos y cuyos alientos para sus vasallos le hacen que reúna todas las condiciones que necesita el rey y el caudillo.

Y, como final, culto a la PATRIA, altar en donde has de ofrendar cuanto seas, cuanto poseas, cuanto puedas valer, y como compendio y suma de los ofrecimientos, entregar en ese santo altar tu vida, con la seguridad también de que si mueres por ella, serás amorosamente recogido por los brazos de Dios, y pasaras a la inmortalidad, como todos aquellos soldados que hacen grande a su Patria con la ofrenda generosa de sus vidas.

Dichos los fundamentos, quedan solo los detalles, que también son convenientes para que tu vida militar se desarrolle dentro de la sana alegría que debe presidir los actos de la vida de los que son felices: OPTIMISlMO, que te lleve a pensar siempre bien, que disipe las tinieblas de tu espíritu en los momentos de angustia o de duda,que te haga olvidar las fatigas, que evite el que te fijes en la cantidad del alimento cuando este sea escaso, o en la dureza del lecho cuando éste sea sólo la madre tierra, que te haga mirar con serenidad y sin horror las tragedias de la guerra, que en los momentos de abatimiento haga surgir la copla o el chiste oportuno, y que cuando los hombres te miren a los ojos, porque las circunstancias no sean favorables, encuentren en el brillo de los tuyos una esperanza fundada de que tu alma está bien templada, y siempre piensas en la victoria; exagerada corrección en el MANEJO DE LOS CAUDALES que te confíen como administrador de tus soldados; interés exagerado por la ALIMENTACION DE TU TROPA; igual interés por su HIGIENE; y como compendio, el cuidado constante de su ESPIRlTU y de su MORAL, para mantenerlos a ellos también siempre contentos, gozosos y afanosos de ser empleados en las ocasiones de peligro, para emular las hazañas de los antiguos infantes, para dar esplendor a la INFANTERÍA de ahora y para ceñir nuevos laureles a la bandera de su Cuerpo.

Sobre multiculturalidad e integración

Written by Alfredo Rodríguez. Posted in Diplomacia pública y RRII, Relaciones internacionales

Los recientes sucesos -eufemismo de asesinatos y, por tanto, absolutamente condenables y rechazables- sucedidos en Francia me han dado que pensar en especial en una parte de mi asignatura de Relaciones internacionales en la que hablamos de la multiculturalidad y, sin embargo, no tratamos nunca de la integración.

No hay ninguna excepción cuando digo que, al hablar de este asunto en clase, el tema final del debate acaba siendo una pregunta de difícil respuesta: ¿por qué siempre cedemos nosotros?

Cuando planteo el problema de si servir o no alcohol -es decir, vino- en un almuerzo o cena en que somos anfitriones y nuestros invitados son, por ejemplo, musulmanes. Por que al final, es el anfitrión el que decide el menú y las bebidas, como es lógico, y debe tener en cuenta a los invitados pero también sus gustos y tradiciones, culinarias en este caso. Y si se sirven bebidas o alimentos que un invitado no puede tomar, no tiene más que rechazarlas o advertirlo con anterioridad; el anfitrión las sustituirá por otras para ese comensal y listo.

En el caso de determinados países musulmanes, y esto no me lo han contado sino que lo he vivido, la negativa a que se sirva alcohol en su presencia -y en nuestra casa- es inapelable, lo que lleva al problema que debemos resolver: qué hacer en ese caso. En la mayoría de las situaciones no quedan más que dos opciones: anular el ágape y sustituirlo por un desayuno o ceder a las exigencias y comer con zumo de naranja, o con la Coca Cola del sempiterno enemigo: Estados Unidos (qué paradoja).

El debate que se suscita y que he mencionado al principio es, por tanto, muy pertinente: ¿por qué siempre cedemos nosotros?

Hace unos años, cuando iniciaba el programa de doctorado en su fase de estudios, en el IUGM, en la asignatura sobre globalización que impartía el entonces director del Instituto y del programa de doctorado, me criticó un trabajo por concluir y demostrar, entre otras cosas, que el proceso de islamización de Europa era inapelable; que, además, los inmigrantes de segunda y tercera generaciones seguían en general poco adaptados a Occidente. Lo decía porque lo demostraban los hechos y los análisis más rigurosos.

Hoy, aquél trabajo que a pesar de la crítica y el desacuerdo del profesor mereció la máxima calificación, se hace desgraciada realidad. Desde luego, no todos los musulmanes son yihadistas extremistas, pero sí hay una gran masa (dicho sin ánimo peyorativo) que quiere vivir en Occidente sin integrarse en nuestra cultura, sin aceptar las normas habituales de los occidentales. Algunos incluso pretenden no ya vivir en una isla islámica en Europa o en ese Occidente mencionado, sino que todos pasemos por el aro de un sistema teocrático en que impere la ley islámica.

En Occidente, mientras tanto, cedemos y cedemos. Va con nuestro ADN. Y si no lo crees, ahí va una muestra: piden la mezquita catedral de Córdoba y ahí vamos en tropel a darles lo que solicitan porque históricamente, según dicen, era una mezquita hace 900 años; eso sí, sin aceptar que antes de ser mezquita era una iglesia cristiana que recuperó su uso tras expulsar a los musulmanes del territorio español. Y es que la Historia se puede manipular para convertirla en historia, pero no se puede cambiar.

Personalmente, estoy a favor de la inmigración conforme a las leyes; es muy beneficiosa para todos y no solo desde el punto de vista demográfico; pero también estoy a favor de que las personas que vengan a mi país acepten nuestras normas y leyes para convertirse en ciudadanos de pleno hecho y derecho; es decir, que se integren con nosotros sin olvidar su procedencia pero sin tratar de hacernos vivir en su mundo dentro de nuestra propia tierra.

Y contra la violencia terrorista, la máxima energía del Estado, único legitimado para ejercer la violencia según los cánones de la ciencia política y del sentido común. Lo demás, es otra historia que podría cambiar el curso lógico de la Historia.

%d bloggers like this: